Aprende a optimizar y a sacarle rendimiento a una base de datos

En los tiempos actuales, si tu negocio tiene una estrategia de B2C (tu cliente final son los consumidores y no otras empresas) y pueden comprar tus productos o servicios vía online es imprescindible tener una base de datos de tus contactos optimizada.


¿Cómo consigo que mis contactos se inscriban en mi base de contactos?

La clave para conseguir que los contactos quieran darte sus datos personales está en ofrecerles algo a cambio: un descuento en la primera compra, un obsequio de regalo, acceso a un libro blanco por registrarse, etc.

¿Cómo hacer una base de contactos?

Una vez ya tenemos la predisposición de los contactos para darnos sus datos es el momento de saber qué información recogeremos de ellos. Si aún no tienes una base de datos de tus clientes o la tienes pero no tienes claro si la has hecho bien, es importante que sepas los campos que debe reunir tu landing page:

  • Nombre y apellidos.
  • Fecha de nacimiento.
  • Género: masculino o femenino. Este campo es realmente importante sobre todo si tu negocio comercializa productos como ropa o calzado.
  • Email: es el campo estrella de las landing pages. Si no conseguimos un correo al que dirigirnos, nuestra base de datos estará muy limitada.
  • Dirección: por último, es imprescindible también tener alguna referencia de dónde viven cada uno de nuestros clientes. En ocasiones nos encontramos con clientes que les provoca cierto rechazo compartir su dirección exacta. Es por ello que muchas veces es preferible poner como opcional los campos de calle y número, limitando como obligatorio únicamente el código postal.

Estos serían los 5 campos que deben aparecer sí o sí en tu landing page. No obstante, también podrías incluir otros como el número de teléfono, a qué se dedican, preferencias sobre tus productos, etc.

Todos ellos estarán bien, aunque nuestra recomendación es que te limites a aquellos que realmente te sean útiles y que no incomoden o alarguen en exceso la suscripción de tus contactos a tu base de datos.

¿Cómo sacar rendimiento de mi base de contactos?

Ahora que ya tenemos información de nuestros clientes tenemos que aprovecharla. ¿Cómo?

Haciendo campañas de marketing segmentadas. Al tener información de ellos podemos filtrarla según lo que más nos interese: género, rango de edad, localización o preferencia de gustos.

Al segmentar nos aseguramos llegar mejor al target de la campaña, con lo que ahorraremos dinero y conseguiremos una mayor interacción por parte de los contactos a los que nos hemos dirigido.

Una vez hemos analizado y segmentado nuestra cartera de clientes, es el momento de hacer una campaña de email marketing. Las tres cosas básicas que no pueden faltar en tu campaña de mailing son:

  1. Personalización de los mensajes: consiste simplemente en darle uso al filtro de nombre y apellidos previamente solicitados.
  2. Un diseño atractivo y moderno del email, y cómo no, que sea responsive (adaptable a cualquier dispositivo).
  3. Un Call To Action muy visible e incitador a la acción.

Otra opción es hacer una campaña en las redes sociales a través de sus canales de pago como Facebook Ads, haciendo un análisis de nuestra base de contactos y ver qué características son las más comunes y filtrarlas a la hora de hacer publicidad en los canales de pago para llegar a más gente interesada y conseguir nuevos contactos.

No olvides analizar los resultados para saber más de tus contactos y ver posibles mejoras para campañas posteriores.

Recuerda que si tu objetivo es potenciar o, como nos gusta decirlo a nosotros, explotar tus posibilidades de negocio online, sólo tienes que contactar con Explotación Web y te ayudaremos a conseguirlo.

Deja un comentario